Bienvenidos

Damos la bienvenida a quienes nos visitan. Nuestro propósito es ejercer la defensa y difusión de la tradición católica desde su principal baluarte: la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. Especialmente cuando, una vez abiertos ciertos espacios de recuperación frente a la acción devastadora que siguió al Concilio Vaticano II, se ve hoy atacada por muchos falsos tradicionalistas (cismáticos, sedevacantistas, rebeldes sin causa) que pretenden disfrazar de celo apostólico lo que es verdadera deserción.


"La Tradición recibe la palabra de Dios, encomendada por Cristo y el Espíritu Santo a los apóstoles, y la transmite íntegra a los sucesores; para que ellos, iluminados por el Espíritu de la verdad, la conserven, la expongan y la difundan fielmente en su predicación".

(Catecismo de la Iglesia Católica, 81)


"Nuestra identidad es el único medio eficaz para ayudar a la Iglesia a restaurar la Cristiandad"

(Mons. Bernard Fellay, 16 de Julio de 2012)

EN RECUADRO

QUE NO NOS ESCANDALICE LA PASIÓN DE LA IGLESIA


La vemos desfigurada, cargando la cruz y coronada de espinas.

Escarnecida por el mundo y traicionada por muchos que visten de blanco, de escarlata, de negro, de jean.

Pero es la Iglesia, y por eso debemos ver en ella a Nuestro Señor Jesucristo que revive la Pasión en su Cuerpo Místico.

Más que nunca permanezcamos fieles, sosteniendo la Tradición católica cuando tantos huyen pretextando: “No, no es la verdadera Iglesia”, o “La Iglesia ha quedado sin Cabeza Visible”.

Es el testamento que ha dejado nuestro venerado Monseñor Marcel Lefebvre a sus verdaderos herederos.


Ver nuestra entrada LA PASIÓN DE LA IGLESIA

21/10/14

¡¡NO LO OLVIDE!!



LOS MARTES REZAMOS LOS MISTERIOS DOLOROSOS DEL ROSARIO PIDIENDO A LA SANTÍSIMA VIRGEN POR LOS QUE DESERTARON.

QUE EL SEÑOR LES DÉ LA GRACIA DE VOLVER A LA HUELLA DE LA VERDADERA TRADICIÓN CATÓLICA.

RECEMOS, EN PARTICULAR, POR MONSEÑOR RICHARD WILLIAMSON, PARA QUE PUEDA ESCAPAR A LA TENTACIÓN QUE LO HA LLEVADO FUERA DE LA FRATERNIDAD SAN PÍO X, DENTRO DE LA CUAL FUE CONSAGRADO PARA SERVIR.

20/10/14

"EL PAPA HA HECHO DAÑO AL NO HABLAR CLARO"

LO DICE UN PURPURADO DESPUÉS DE LA INSENSATA CONFRONTACIÓN DE PARTIDOS EN EL SÍNODO. LA PRENSA MUNDANA RECOGE SU CRÍTICA, COMO PUEDE APRECIARSE EN ESTE ENLACE:   http://www.lanacion.com.ar/m1/1737070-el-cardenal-conservador-que-critico-con-dureza-al-papa-francisco



BERGOGLIO Y SU PARTE PREFERIDA



ASÍ LO VE LA PRENSA MUNDANA


Publicado en TE INTERESA. ES

SÍNODO DE LA FAMILIA

Los Obispos aprueban el documento sobre la familia, sin acuerdo sobre divorciados y homosexuales

MenéameNo se llegó a los dos tercios de votos de los obispos requeridos para respaldar la postura del Papa en cuanto a los temas más polémicos

 

El mensaje del Sínodo concluye que la Iglesia recibe a todos sin excluir a nadie

El papa Francisco ha sufrido un revés en sus intentos de reformar la posición de la Iglesia Católica sobre los gays, el divorcio y los matrimonios civiles. Al término del sínodo de dos semanas en el Vaticano, no se llegó a los dos tercios de votos de los obisposrequeridos para respaldar la postura del Papa. En cambio, el resto de partes del borrador fueron aceptadas.

El borrador, que se conoció el pasado lunes, pedía más apertura hacia los gays y que las personas divorciadas pudieran volver a contraer matrimonio civil.

Finalmente, la sección referente a los gays se titula "Atención pastoral hacia las personas con orientaciones homosexuales", en lugar de "Dándole la bienvenida a los homosexuales".

Las propuestas eran vistas por muchos liberales como insuficientes, pero parece que encontraron resistencia de parte de los conservadores.

El sínodo de obispos sobre la familia convocado por el papa Franciscoaprobó este sábado un documento final, "equilibrado", tras varias correcciones, anunció el portavoz del Vaticano, padre Federico Lombardi.

La "Relatio Synodi", como se llama el documento final, fue completada tras dos semanas de estudio de los problemas de la familia moderna en todos los continentes y con el fin de intentar abrir la Iglesia a las uniones libres, los divorciados y los homosexuales, aunque estos dos últimos temas generaron reticencias.

En total 183 "padres sinodales" participaron en la votación y cada punto, de los 62 párrafos del informe, fue sometidos a votación.

Tres puntos no obtuvieron la mayoría de dos tercios requerida, los referidos a la homosexualidad y al acceso a la comunión para los divorciados que se vuelven a casar, explicó el Vaticano. Toda la documentación, tanto los borradores como las correcciones, han sido publicados por el Vaticano.

"El papa ha querido que se publique todo, con total transparencia, lo que demuestra un alto grado de madurez", explicó Manuel Dorantes, uno de los portavoces.

El texto será divulgado en todas las diócesis del mundo junto con un cuestionario y servirá de base para el próximo sínodo, programado para octubre del 2015.

"Tenemos un año para madurar", afirmó el papa Francisco, quien elogió la vitalidad de los debates. "Si no hubiera habido discusiones animadas me habría preocupado", comentó ante los obispos.

los obispos dejan claro que consideran "inaceptable" que la Iglesia sufra presiones en esta materia y que" los organismos internacionales condicionen sus "ayudas financieras a los países del tercer mundo a la introducción de leyes que instituyan el matrimonio entre personas del mismo sexo".

Además, han hecho hincapié en que "no hay fundamento alguno para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el diseño de Dios sobre el matrimonio y la familia".

Sobre la posibilidad de que los divorciados vueltos a casar accedan a los sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía, se ha informado de que varios padres sinodales han insistido "a favor de la disciplina actual" con base en la "relación constitutiva entre la participación en la Eucaristía y la comunión con la Iglesia y su enseñanza sobre el matrimonio indisoluble".

Según el documento final, otros han abogado por una apertura no generalizada a la mesa eucarística, "en algunas situaciones especiales y bajo condiciones estrictas, sobre todo cuando se trata de casos irreversibles y relacionados con obligaciones morales para con sus hijos que sufrirían injustamente".

Eso sí, los obispos han detallado que el acceso a los sacramentos debería estar precedido por un "camino penitencial bajo la responsabilidad del obispo de la diócesis", aunque se ha expresado la necesidad de profundizar en esta cuestión, sobre todo, teniendo en cuenta la distinción "entre la situación objetiva de pecado, y de las circunstancias atenuantes, como 'La imputabilidad o la responsabilidad de una acción pueden ser disminuidas o incluso anuladas "por diferentes "factores psicológicos o sociales" según pone de manifiesto el Catecismo de la Iglesia Católica.

En el extenso informe final de 62 párrafos, se analizan las situaciones de los divorciados dividiendo sus situaciones entre los que se han vuelto a casar y los que no.

Ante situaciones de divorciados vueltos a casar, los obispos llaman a un "acompañamiento basado en el respeto" evitando un lenguaje o actitudes que les haga sentir discriminados, así como a la promoción de "su participación en la vida comunitaria" de la Iglesia.

Los obispos animan a las personas divorciadas pero no vueltas a casar a encontrar en la Eucaristía "la comida que les apoye en su situación". En este sentido, subrayan que las comunidades locales y los sacerdotes deben acompañar a estas personas "con preocupación, sobre todo cuando hay niños" de por medio.

CARTA ABIERTA AL PAPA FRANCISCO

Recibida en nuestro correo electrónico sin firma.
La transcribimos en cursiva, inmediatamente a continuación,  supliendo con nuestra responsabilidad la omisión de firma.




El siguente texto no proviene de un sector "tradicionalista" de la Iglesia. Ni de grupos sedevacantistas. Proviene, sí, de una persona que, formada en teología católica, aprecia que el gobierno de Francisco puede estar conduciendo a una apostasía general, de la cual una parte de la Iglesia permanecería aparte y fiel.

CARTA ABIERTA AL PAPA FRANCISCO


13 DE OCTUBRE DE 2014

¿Está Usted planeando redefinir la doctrina de la Iglesia?


Querido Papa Francisco:


La Iglesia nos enseña que, como teólogo católico, se me permite plantear preguntas con respecto al contenido de sus intervenciones (Sobre la Vocación Eclesial del Teólogo 24). De manera que eso el lo que pretendo hacer en esta carta abierta.


Desde que fue electo Papa, muchos de sus actos y afirmaciones han traído desasosiego entre no pocos cardenales católicos. Yo mismo he planteado algunas cuestiones anteriormente, en particular sobre cómo sus palabras y acciones parecen estar dando cumplimiento a las creíbles profecías católicas de nuestros tiempos. El centro de las crecientes inquietudes apunta a lo que parecen ser sus intenciones de cambiar o alterar la doctrina católica y posiblemente hacer concesiones pastorales en relación con la enseñanza doctrinal de la fe y la moral.


Sólo Pregunto:
Comienzo por preguntarle si Benedicto XVI no estaría refiriéndose a Usted cuando, como es bien sabido, al principio de su pontificado pidió: “Oren por que yo no huya de miedo a los lobos” ¿Está Usted planeando descarriar a muchos, primero fijando su objetivo en la familia (cambiando el significado del matrimonio, comprometiendo la moral sexual y las cuestiones de vida), ya que es el cimiento de la sociedad y de la iglesia doméstica? ¿ Por qué ha estado usted desenfatizando las doctrinas sobre la homosexualidad, la cohabitación, el aborto, y la anti-concepcíon? ¿Por qué ha estado Usted colocando estratégicamente en puestos clave a personas de mando que promueven hacer concesiones y cambios en la doctrina, causando ya confusión de esa manera? ¿Está usted por conducir a la Iglesia Católica a que haga un número de alarmantes declaraciones, referentes a por qué tiene que cambiar y modificar varias partes de su estructura y de sus creencias? ¿Por qué parece que las leyes tornadizas de nuestros países están siendo instigadas al unísono con los cambios que se están proponiendo en nuestras iglesias, con ambos juegos de nuevas leyes siendo compaginadas para redefinir y aceptar todo tipo de pecado?


 ¿Podrá esto Volverse una Cuestión de Validez Papal?

Es objetivamente imposible cambiar, descartar o comprometer una sola doctrina de la fe. Como lo he tratado en otro artículo, la Iglesia nos enseña que hasta un papa puede situarse en herejía personal si se rehusa a creer una sola doctrina, y si lo hace, se invalida a sí mismo como Papa. ¿Hay una sola doctrina de la fe que Usted se niegue a creer? ¿O que esté tratando de cambiar? ¿O que de hecho hará cambiar pronto?

Santo Tomás de Aquino confirma que todo miembro de la Iglesia, que obstinadamente descrea una sola doctrina de la Fe, pierde toda la gracia de la Fe teológica; y manteniendo voluntariamente de esa manera un solo tipo de opinión de acuerdo con su propia voluntad se hace hereje. Se vuelve más un asunto de escándalo cuando quienes guían a la Iglesia tratan la doctrina como si no lo fuera, arguyen que una doctrina ha sido hasta ahora controvertida, y luego se esfuerzan por re-definirla, tratándola como materia abierta a cuestionamiento, discusión u opiniones entre expertos. Esto es en esencia una labor de engaño. Más inquietud surge cuando los miembros de la jerarquía de la Iglesia dicen que no tienen intención de cambiar la doctrina de la Iglesia, cuando se aprestan a hacer concesiones pastorales aparentemente misericordiosas pero en realidad condenables, con el efecto secretamente buscado de hacer obsoleta una doctrina.




Usted no Puede Cambiar Doctrina Alguna del Catecismo

Aun cuando no todas las doctrinas contenidas en el Catecismo han sido definidas de manera infalible, el Catecismo sólo enseña la verdad, “la verdad que fue confiada de una vez para siempre a los santos”(Judas 3). El alterar significativamente cualquier enseñanza contenida en el Catecismo, que es la fuente de enseñanza de la sagrada doctrina, “el texto de referencia seguro y auténtico para enseñar la doctrina católica”(FD 3), que “sin error sintetiza normativamente la totalidad de la fe católica” (GDC 120) y las “verdades salvíficas fundamentales” de la fe (GDC 124), conduce objetivamente a la herejía y a la apostasía. Sea que Usted cambie la doctrina o que simplemente sancione el transgredirla so pretexto de hacer una concesión pastoral (no obstante cuán noble en apariencia sea su razón) o que simplemente la reemplace con nuevas leyes de tolerancia, todo esto equivaldría a caer en herejía. El cambiar la doctrina de la Iglesia aun bajo la apariencia de una innovación pastoral no haría válido el cambio. Hoy en día hay un extendido liberalismo radical de compasión equivocada, falsa misericordia, y tolerancia excesiva propuestas en aras de ser pastoral y de estar al día. Pero sólo lo que sea verdadero pastoralmente puede ser verdaderamente pastoral. Nunca puede citarse a la misericordia como una alternativa o como opuesta a la doctrina: La verdad doctrinal nunca puede adaptarse al creyente o a la época, sino que el creyente y la época deben ser invitados a adaptarse a la verdad doctrinal. Una enseñanza nueva o modificada o una concesión que eluda o cambie cualquier artículo de fe o que sólo le de una interpretación diferente de la tradicional y verdadera sería necesariamente herética. ¿Es esto lo que Usted está planeando hacer?

Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida y no hay salvación a través de nadie más. Él es la plenitud de toda la Revelación divina, que subsiste en su integridad sólo en la Iglesia Católica. Los fieles católicos deben creer como cierta toda la doctrina de la Iglesia. Esta fe “es necesaria para la salvación” (CIC 183) para aquéllos que están conscientes de ella. Y no obstante que el Papa “tiene poder total, supremo y universal sobre toda la Iglesia” (CIC 882), éste es aplicable solamente cuando él sea un papa válido y así permanezca. Su cargo de papa lo obliga a salvaguardar e interpretar debida y auténticamente las doctrinas confiadas al Magisterio auténtico de la Iglesia por nuestro Divino Redentor (Mateo 16:18, 18:18), pero no son para usted, como individuo, someterlas al juego y a los fines ocultos del poder. Y aun cuando la enseñanza de la Iglesia sobre el desarrollo de la doctrina permite un genuino progreso en la exposición y la comprensión de la Revelación, jamás autoriza cambiar, abandonar o desechar doctrina alguna de la Iglesia.

La Palabra, como nos la dan la Escritura (la Biblia) y la Tradición (el Catecismo), no pueden cambiar. La íntegra verdad divina de la Fe, entregada a nosotros en forma de la sagrada doctrina, es “sabiduría por encima de toda sapiencia humana” y sólo se entiende y se acepta mediante un profundo y auténtico “temor de Dios”. Es el deber de la jerarquía de la Iglesia el llamar a los fieles a “obediencia de la fe” a la verdad completa de la sagrada doctrina contenida en la Escritura y la Tradición, con una libertad de conciencia que nunca los libera de la verdad, sino siempre y únicamente les da libertad en la verdad. Y toda labor de genuina pluralidad debe salvaguardar la unidad de la fe en su integridad doctrinal.


 En vez de llamar a la humanidad a su conversión a Cristo y a la verdad de la doctrina, desempeñando el gran mandamiento de Jesucristo de: “id y haced discípulos de todas las naciones, enseñándoles a que observen todas las verdades” para que se conviertan por el bautismo, algunos vemos que su forma de proceder es buscando amoldar y comprometer la doctrina ante las tendencias actuales del pensamiento y comportamiento seculares, y tergiversarla para acomodarla a otras orientaciones religiosas. Papa Francisco, debemos mantenernos firmes en lo que ha sido encomendado a nosotros por Cristo y sus Apóstoles, o sea, el depósito íntegro de la fe que se halla en la sagrada doctrina (1 Tim 6:20). Estamos llamados a dejar que la verdad sobrenatural de Cristo hable por sí misma, pues “lo que nos hace creer (la doctrina) no es que las verdades reveladas nos parezcan ciertas e inteligibles a la luz de nuestra razón natural (mucho menos dentro del contexto de nuestra sociedad moralmente corrupta); creemos porque es la autoridad de Dios mismo quien nos las revela, quien no puede engañar ni ser engañado” (CIC 156). Sin embargo, aunque Dios no puede engañar, un papa sí puede hacerlo; especialmente con la engañosa bandera de (falsa) humildad y (falso) amor a la humanidad, que se despliega pero que no se practica en forma genuina.

Para reiterar mi punto principal, Papa Francisco, Usted no puede cambiar, alterar o desechar una sola doctrina sin desmantelar con ello todo el depósito de la fe. “Porque cualquiera que guardare toda la ley pero faltare en un solo punto se hace culpable con respecto a toda ella” (Santiago 2:10). Aun cuando sólo la doctrina más pequeña e insignificante sea rechazada, comprometida o alterada, la verdad entera de Dios se pone en riesgo. Papa Francisco, Usted puede poner al día o cambiar las costumbres de la iglesia, como válidamente lo han hecho muchos en la jerarquía, pero no puede cambiar la doctrina de la iglesia una iota, no sólo la doctrina menos significativa (por ejemplo dar la comunión a los divorciados y vueltos a casar, dar la bendición de la Iglesia a parejas del mismo sexo o cambiar el significado de la Eucaristía) sin invalidar de hecho su pontificado. Sería imposible para un dirigente de la Iglesia permitir cualquier cambio pastoral substancial a una doctrina, pues tal cambio necesariamente haría esa adaptación pastoral incompatible con la doctrina, que además sería semejante a una herejía y apostasía. Transija con una sola doctrina católica y abrirá una caja de Pandora que en efecto deslegitimizará toda la doctrina católica.



¿Está Usted llevando a la Iglesia a la Gran Apostasía y Cisma?

Papa Francisco ¿está usted organizando un nuevo movimiento evangélico, que vaya a ser dado a conocer por etapas, mediante una estrategia de pasos graduales, a fin de evitar demasiadas preguntas, pero que será recibido como una bocanada de aire fresco por muchos? ¿Está Usted formando una falsa hermandad ecuménica como parte de una Iglesia ahora renovada, buscando unir a las iglesias del mundo en una Nueva Iglesia del Mundo, que llevaría a practicar nuevos ritos y abominaciones? La Iglesia no puede hacerse que se acomode al mundo moderno, ni puede su doctrina cambiarse para volverse incluyente con el fin de agradar a otras denominaciones, religiones y modas.

Y no importa qué otro bien haga Usted, no importa qué otro compromiso humanitario Usted promueva, o concurso de popularidad Usted gane, si Usted conduce a los fieles por un camino errado, no será nada más que un falso papa. Igual como todo el resto de nosotros, tiene Usted dos opciones – permanecer leal a la Verdad de Cristo o acoger mentiras como sustitutos de ella, lo cual es herejía, y diseminar esas mentiras por medio de engaños y artera apostasía, dividiendo de esa manera a la Iglesia en un cisma.

Papa Francisco, cualesquiera que sean sus planes, el hecho es que a muchos nos parece que usted está contribuyendo a la confusión espiritual de nuestros tiempos. Su centro de atención parece estar más en el hombre que en Dios, en agradar o impresionar al hombre más que a Dios, en aparentemente secundar al hombre en sus pecados más que en auxiliarlo en servir y obedecer a Dios y Sus Mandamientos. De ser esto así, entonces ¿a dónde quiere llegar con esto? Y ¿a dónde está conduciendo a la Iglesia?


 
¿Está entre Nosotros el Falso Profeta?

Papa Francisco, hay muchas enseñanzas y profecías bíblicas acerca del falso profeta, a algunas de las cuales parece Usted estar dando cumplimiento. ¿Por qué está usted apoyando vigorosamente a obispos disidentes que están proponiendo hacer concesiones pastorales heréticas y están buscando manosear la doctrina sagrada, mientras usted despiadadamente echa afuera, depone o les quita poder a otros obispos, conocidos por ser fieles a la doctrina? ¿Por qué le ofrece usted una tremenda sensibilidad pastoral a gente que ni siquiera quiere practicar la fe y está inclinada a ofenderla, pero en cambio ha dirigido un antagonismo despiadado hacia aquéllos que sí la practican? ¿Por qué cada vez más nos parece a algunos, que está en marcha una desorientación diabólica, aunque intencionalmente nebulosa, en la doctrina de la Iglesia bajo el gobierno de Usted?

La Biblia nos previene de falsos maestros que llevan al pueblo de Dios por un camino errado con sus mentiras y su temeridad. San Judas dice que ellos habrán de pervertir la gracia de nuestro Señor, tornándola en libertinaje. Nuestro Señor también advirtió repetidamente acerca de los falsos maestros que llevarán a muchos a su ruina espiritual. Jesús nos cuenta la parábola del trigo y la cizaña, con la cual nos ilustra que las semillas de la cizaña (la falsa doctrina) se parecen tanto a las del trigo, que aun los labradores (teólogos/ apologistas/obispos) tienen dificultad para distinguirlas, pues al demonio le gusta disfrazar la falsedad con la verdad, usar la virtud para justificar el vicio, y tergiversar la doctrina para justificar la herejía, tanto que hasta los fieles son engañados. Jesucristo de hecho nos amonestó a que estuviéramos alerta de los falsos profetas, que vienen a nosotros vestidos con piel de oveja pero que en su interior no son otra cosa que lobos voraces. Y San Pablo declara de esos villanos “Pero aun si nosotros o un ángel del cielo, les enseñara un evangelio contrario al de Jesucristo, que sea condenado”.



Papa Francisco ¿es Usted el lobo vestido de pastor, contra el cual la profecía católica nos ha prevenido? ¿Es usted el profetizado falso profeta de embustes y engaños que habrá de llevar a la Iglesia a un cisma? ¿Es usted el anti-Juan Bautista y precursor del anticristo que dominará al mundo? ¿Estará usted pronto a la puerta de la muerte, como lo profetiza el Libro de la Revelación, sólo en ese momento, justo como si un milagro hubiera tenido lugar, parezca haberse levantado de entre los muertos?

Aquí vale la pena considerar dos fuentes aprobadas de revelación privada: Primero, en La Salette, nuestra Señora nos previno que Roma habría de perder la fe y habría de volverse sede del anticristo; la Iglesia habría de ser eclipsada y no sabremos quién es el verdadero papa. Y segundo, en Akita Nuestra Señora nos previno de que el engaño de Satanás habrá de infiltrar a la Iglesia en un grado tal que veremos (buenos) cardenales divididos contra (malos) cardenales, en que la Iglesia será enredada en una revolución, Y hay muchas otras profecías católicas creíbles que nos dan una percepción, nos previenen y nos dan dirección para nuestros tiempos; profecías que todo católico debe tener presentes. Ellas nos dicen que habrá de venir un dirigente de la Iglesia por medio de quién el mundo habrá de ser engañado por sus muchos actos que serán considerados obras de gran caridad pero llevadas a cabo detrás de una falsa fachada de humildad y de palabras dulces presentadas con un maravilloso y amoroso carisma externo. Mediante sus enseñanzas alentará a la humanidad a caminar hacia un humanismo exaltado en vez de hacia Dios.

Es muy posible para un embaucador maestro engañar a los fieles católicos. El Padre Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, con sus simuladas ortodoxia, humildad y ostentosa santidad, engañó con éxito hasta a un papa (San Juan Pablo). El propio Catecismo señala que en los últimos tiempos, una gran parte de los fieles será conducida por mal camino, específicamente mediante un engaño religioso. Papa Francisco ¿es Usted un impostor que pondrá en riesgo la integridad de la doctrina de la Iglesia, que anunciará orgullosamente su solución de unir a todas las iglesias cual si fuera una sola, y que llevará a cisma a la Iglesia Católica? ¿Será Usted aplaudido por el mundo secular y loado como un moderno innovador por condonar el pecado? ¿Habrá Usted de encargar un referendo para adaptar las leyes de la Iglesia y condonar nuevas prácticas pecaminosas que congenien con los tergiversados derechos humanos, para luego forzar a la Iglesia a que preste un nuevo juramento a esta nueva falsa doctrina? ¿Va Usted a hacer una burla de la fe y la moral católica en nombre de una disciplina tornadiza, de una acción pastoral y de un respeto al voto popular, y proseguir con el plan oculto de colocar en lugar supremo la conciencia individual, por encima de la doctrina católica?




 En nuestros tiempos, más que nunca, Satanás quiere causar un gran daño espiritual a la humanidad por medio de engaños. Sabemos que el falso profeta vendrá enmascarado como amigo de católicos, protestantes, judíos y musulmanes. En lugar de eso, es el falsario que ha entrado en la casa de Dios para engañar y destruir almas mediante lo que será el más grande engaño religioso de la historia.

Papa Francisco, si Usted es un falso profeta que busca arrebatar almas por medio de embustes, habrá de salir perdiendo. El libro de la Revelación dice que tanto el falso profeta como el anticristo serán arrojados al lago de fuego donde sufrirán para siempre. “El mal tendrá su hora, pero Dios tendrá Su día” (Venerable Fulton Sheen). Mucho de lo que sucederá en la Iglesia en estos tiempos ha sido predicho, y sabemos que Dios permite estas abominaciones por buena razón. La Iglesia, como Cristo, sufrirá su pasión, crucifixión y muerte, y sólo entonces para entrar en su resurrección en una Nueva Era de Paz (Fátima). Y sabemos que no habrá derrota para los fieles que se mantengan firmes en la fe y sostengan la Verdad – la Palabra de Dios – aun ante la adversidad, la herejía, la apostasía y el cisma. Papa Francisco, a cualquier defensa que Usted pudiera tener o hacer acerca de las cuestiones que he planteado, el tiempo habrá de revelar la verdad de las cosas.


 A los fieles católicos yo digo lo siguiente: Vivimos en tiempos tenebrosos y peligrosos, en los que nuestra fe y nuestra moral están siendo atacadas y reprimidas por todas partes, y de la manera más siniestra desde el interior de la misma Iglesia. San Pablo nos previno en su primera carta a Timoteo que “en los últimos tiempos algunos habrán de apostatar de la fe por prestar atención a espíritus deshonestos y (falsas) doctrinas de demonios, seducidos por gente mentirosa” (1 Timoteo 4:1). Deben ustedes estar alertas a los signos de los tiempos que fueron profetizados en las Sagradas Escrituras, incluyendo el Libro de la Revelación, y en las creíbles profecías marianas y modernas. La sólida profecía católica señala que el tiempo de la gran batalla predicha en la Escritura, que tendrá lugar en los últimos tiempos está de hecho ante nosotros hoy en día. No obstante lo que venga, la Iglesia Católica de Jesucristo permanecerá intacta, aunque quede sólo un remanente. Jesucristo prometió que la Verdad jamás podría cambiar ni ser derrotada. Aquéllos que se separen de la Iglesia en estos tiempos transigiendo en la doctrina, aun por seguir al papa, dejarán de estar unidos a la verdadera Iglesia.

 
Recen por recibir la gracia para discernir la Verdad, La victoria será de Nuestro Señor. Todo lo que necesitan hacer es evitar las trampas que pueden ser colocadas para arrebatar las almas de ustedes. No dejen que la falsa doctrina les sea impuesta, aun cuando sean ustedes acusados (falsamente) de falta de tolerancia, falta de compasión, falta de amor, falta de respeto para los derechos humanos o de ser injustificadamente moralistas. Que Jesús les abra los ojos a cualquier posible engaño que se presente o mentiras que les sean presentadas junto con verdades a medias, con ambigüedad; y que el Señor no permita que ningún dirigente falso divida a la Iglesia. Rueguen por la gracia del discernimiento, a fin de que nunca nieguen la Verdad. Sean firmes en su creencia en la Palabra de Dios, las Enseñanzas de la Iglesia y los Sacramentos. No importa cuánto sea atacada la Iglesia de Jesucristo, Dios no permitirá que sea destruida (el famoso sueño de San Juan Bosco de la guerra al interior de la Barca de Pedro nos viene a la memoria aquí). Puede estarse desplegando un plan taimado para conducirlos a ustedes a la gran apostasía, el primer sello del Libro de la Revelación, y será el engaño más grande de la historia, de manera que deben examinar todo lo que se les diga de ahora en adelante, aun cuando venga del Papa Francisco. Pues el hombre nunca puede vivir de pan solamente, sino de la verdadera Palabra de Dios. Negar o abandonar tan solo una doctrina de la fe equivale a negar y abandonar al mismo Jesucristo, como lo hizo Judas. Los fieles deben mantenerse alertas de cualquier posible plan de alterar o desechar doctrina a los caprichos del modernismo y del relativismo.

A los Fieles Católicos y a la gente de buena voluntad, declaro que ahora se requiere vigilancia. No permitan que los engañen con mentiras que provengan de la fuente que fuere de la Iglesia, y no mantengan indebidamente lealtades equivocadas. Sigan la Palabra de Dios como fue expresada desde el principio. No caigan por los falsos llamados a la caridad que hacen aquéllos que buscan la aceptación de sus propias vidas pecaminosas, mientras ellos desafían las Leyes de Dios y ahora pudieran pronto recibir la anuencia de la Iglesia para que sigan haciendo lo mismo. Y cómo pueden los fieles discernir qué es qué – si las nuevas enseñanzas aducen que Jesús condona el pecado, entonces sabrán que ésta es una mentira. La verdad es que Jesús siempre, clara y contundentemente detesta todo pecado aun cuando ame al pecador. Y Jesús jamás transigiría en Su verdad.

Para Concluir

Papa Francisco, si usted pretende amoldar cualquier doctrina de la fe al mundo profano y secular de ahora, o aun desenfatizar alguna cierta doctrina para producir una nueva tolerancia hacia el pecado, la Iglesia no se unirá a Usted, ni los fieles asentirán. Pues tal apostasía invalidaría su pontificado. Yo lo convido a que en vez de eso tome usted su verdadero deber de salvaguardar y promover activamente la sagrada doctrina y con ello formar evangelizadores que sean testigos vivientes de la fe, para formar los santos del tercer milenio Cristiano. En este momento, yo sólo animo a todos los católicos a que le amen y le obedezcan, Papa Francisco, en todos los asuntos de la verdadera fe, pero también aliento a los fieles a que se pongan más atentos a los signos de los tiempos. Papa Francisco, si usted todavía decide permitir cualquier cambio en la doctrina, entonces la jerarquía legítima de la Iglesia pondrá al tanto claramente de esos asuntos a los fieles en ese momento y nos indicará cómo debemos responder de buena fe. No siendo ésto lo que suceda, sólo amor, obediencia y oraciones por Usted, Papa Francisco, permaneciendo debidamente alertas y vigilantes con respecto a los proféticos signos de los tiempos presentes.

Sinceramente en Cristo

por Kelly Bowring
Tomado de: Two Hearts Press
Traducida del inglés por Roberto Hope

LA IGLESIA PARTIDA

 

 

 

 

MIENTRAS BERGOGLIO NOS LLAMA A NO TEMER.





El Vaticano / La clausura de un encuentro clave



En el cierre del sínodo, el Papa pidió no temerle al cambio

Llamó a responder con coraje a los "nuevos desafíos"; en la beatificación de Pablo VI se encontró con Benedicto XVI


Francisco saluda al papa emérito Benedicto XVI. Foto: EFE

Por Elisabetta Piqué  | LA NACION



ROMA.- Con la presencia del papa emérito Benedicto XVI y ante 70.000 fieles que llenaron la Plaza San Pedro para asistir a la beatificación de Pablo VI, Francisco clausuró ayer su primer sínodo extraordinario sobre los desafíos de la familia con un fuerte llamado a no tenerles miedo a las novedades y a responder "con coraje" a los desafíos de hoy.

"¡Dios no les teme a las novedades! Por eso continuamente nos sorprende, mostrándonos y llevándonos por caminos impensados", dijo el Papa en su homilía, que pareció aludir así a los temores al cambio que quedaron reflejados en el sínodo. En la asamblea de dos semanas concluida anteayer, en efecto, a la hora de votar el documento final -de carácter meramente consultivo y que servirá de base para ulteriores debates en los episcopados de todo el mundo en vista de otro sínodo, el año próximo-, una minoría de cardenales y obispos conservadores votaron en contra de eventuales aperturas hacia los divorciados vueltos a casar y hacia las parejas homosexuales.

En un sermón que giró alrededor de la frase "dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios", que Jesús les dice a los fariseos y que calificó de "irónica y genial", Francisco recordó que "Dios ama las novedades". "Dar a Dios lo que es de Dios significa estar dispuesto a hacer su voluntad y dedicarle nuestra vida y colaborar con su reino de misericordia, de amor y de paz", explicó.

Acto seguido, consideró que todo eso se había visto durante el sínodo extraordinario de obispos, donde hubo un debate abierto y sin tapujos. "Fue una gran experiencia, en la que hemos vivido la sinodalidad y la colegialidad, y hemos sentido la fuerza del Espíritu Santo que guía y renueva sin cesar a la Iglesia, llamada, con premura, a hacerse cargo de las heridas abiertas y a devolver la esperanza a tantas personas que la han perdido", dijo, al recordar que habrá un segundo sínodo en 2015. El Papa tomará decisiones concretas sobre temas que hacen a la familia después de este segundo sínodo.

En el sermón, que pronunció luego de declarar nuevo beato a Giovanni Battista Montini, Francisco también exaltó la figura de Pablo VI, "gran timonel" del Concilio Vaticano II, que abrió la Iglesia Católica al mundo moderno.

Es más, citó textualmente las palabras con las que Pablo VI instituyó el sínodo de los obispos, hace 49 años: "Después de haber observado atentamente los signos de los tiempos, nos esforzamos por adaptar los métodos de apostolado a las múltiples necesidades de nuestro tiempo y a las nuevas condiciones de la sociedad".

"Contemplando a este gran papa, a este cristiano comprometido, a este apóstol incansable, ante Dios hoy no podemos más que decir una palabra tan sencilla como sincera e importante: gracias. Gracias a nuestro querido y amado papa Pablo VI. Gracias por tu humilde y profético testimonio de amor a Cristo y a su Iglesia", dijo, provocando aplausos entre la multitud.

Francisco también destacó que "es en la humildad que resplandece la grandeza del beato Pablo VI que, en el momento en que estaba surgiendo una sociedad secularizada y hostil, supo conducir con sabiduría y con visión de futuro -y quizás en solitario- el timón de la barca de Pedro sin perder nunca la alegría y la fe en el Señor".

"Pablo VI supo de verdad dar a Dios lo que es de Dios dedicando toda su vida a la «sagrada, solemne y grave tarea de continuar en el tiempo y extender en la tierra la misión de Cristo», amando a la Iglesia y guiando a la Iglesia para que sea «al mismo tiempo madre amorosa de todos los hombres y dispensadora de salvación»", concluyó.

En una jornada de sol y clima casi veraniego, concelebraron la misa de clausura del sínodo cardenales, patriarcas, arzobispos, obispos y presbíteros miembros del sínodo. Como ya había ocurrido el 27 de abril pasado, durante la doble canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII, asistió a la ceremonia Benedicto XVI, papa emérito, que fue designado cardenal por Pablo VI.

Un fuerte aplauso estalló en la Plaza San Pedro cuando las pantallas gigantes mostraron a Francisco saludando a su predecesor, sonriente, al principio y al final de la ceremonia.

Fiel a su estilo, Jorge Bergoglio saludó a los padres sinodales presentes. Y luego, a una multitud colorida y festiva, formada por gente de todo el mundo.

UNA FALLIDA OPERACIÓN


Algunos cardenales opuestos a eventuales aperturas a homosexuales y divorciados vueltos a casar habrían tratado de involucrar a Benedicto XVI, papa emérito, en una operación contra Francisco que, sin embargo, habría fracasado, según escribió ayer La Repubblica.

Los opositores querían que Joseph Ratzinger se pusiera de su lado antes de que comenzara el sínodo. Pero, fiel a su sucesor, éste se habría negado. "Yo no soy el Papa, no se dirijan a mí para esas cosas", les habría dicho a los opositores Benedicto XVI, que también le habría enviado una carta a Francisco para contarle lo sucedido..

LOS FRUTOS DEL NEFASTO CONCILIO PRESAGIAN LOS QUE TRAERÁ EL SÍNODO BERGOGLIANO


Río Tercero es una pequeña ciudad del interior de la Argentina. Su historia se parece a la de muchas en la misma tierra que nos alberga, nuestra patria. Si hablamos de ella es porque hoy un medio de la prensa mundana, habitualmente inclinado a celebrar lo que "liberaliza" las costumbres, lo que aparta de Dios so pretexto de progreso, la recoge como muestra de lo que está pasando en la Iglesia a lo largo y a lo ancho de nuestro vasto territorio.  No se trata de crisis en las vocaciones sacerdotales y religiosas, por cierto tan grave como silenciada por la conducción eclesiástica, sino de la deserción de quienes habían abrazado el sacerdocio de Cristo. Como ya no hay sacrificio en la misa del rito ordinario -y desafiamos a que alguien pruebe que con tal sentido se celebra en algún lugar- pierde sentido el sacerdocio. Sólo queda el "ministerio" de la palabra y el de presidir las celebraciones litúrgicas, en que la Presencia Real del Señor se halla completamente -así, completamente- minimizada, y no despierta ningún interés en quienes reciben el llamado, la vocación, para la vida sacerdotal, con lo que cabe esperar que en algún tiempo más todo se confíe a los impostores que operan como ministros de la Eucaristía.


A modo de respaldo, y con dolor, transcribimos este parte periodístico:


Publicado en LA VOZ

En una década, la ciudad perdió 8 de sus 10 curas

La mayoría dejó los hábitos. La cifra está por encima del promedio general. No se ofician misas en todas las parroquias.






Resistiré.  El párroco Ángel Aguirre sigue firme  al frente de  la parroquia  de Lourdes en Río Tercero.



Por Mariela Martínez (Corresponsalía)


En una década, de 10 sacerdotes que tenía Río Tercero, hoy tiene sólo dos.

El dato adicional es que varias de las ausencias obedecen a renuncias de sacerdotes, una tendencia que preocupa a las autoridades de la Iglesia Católica en Argentina.

Sólo dos curas están disponibles hoy en una ciudad de casi 50 mil habitantes, que además cuenta con dos colegios que dependen de ese culto. Actualmente, tiene tantos curas como cuando era un pueblo de 10 mil habitantes.

El párroco Ángel Aguirre, de la Iglesia de Lourdes, se lamentó por la falta de curas en “una ciudad importante” y señaló que ya expresó se preocupación ante el obispado para que se cubran las vacantes.



18/10/14

NO NOS DEJEMOS MANIPULAR




Muchos quieren aprovechar el desgraciado Sínodo para llevar agua a su molino.

Por un lado, los sinvergüenzas que integran la logia conciliar y han salido a hacer declaraciones públicas "estirando" la letra de un mensaje final ambiguo, lleno de equívocos, en favor de sus planes tenebrosos.

Por otro lado, la prensa mundana y liberal, que hace denodados esfuerzos por horadar la Roca sobre la que se levanta la Iglesia, y para eso aprovecha el reinado de un papa que tiene un discurso "ecuménico", que quiere integrar a todos no obstante sus groseros errores y sus vidas escandalosas. Una apertura generosa e irresponsable que lleva la Iglesia al borde del abismo.

El juego está a la vista; es francamente perverso. Se agravia al Señor cuando se dice que Él aceptaba a todos, sin exclusiones, callando deliberadamente que les exigía antes la fe y el arrepentimiento. Los Santos Evangelios son muy claros al respecto. Los falsos pastores protestantes lo saben; nuestros purpurados lo callan. Decimos que no hay que dejarse manipular por tantos intermediarios comedidos  y mendaces.

 Por eso ofrecemos el texto del mensaje final en este ENLACE

17/10/14

PARECE QUE EL ABISMO LOS ASUSTA


¡UUUH, NO ES PARA TANTO!




Publicado en LA NACIÓN

Vaticano

Virtual marcha atrás en las señales de apertura del sínodo sobre la familia

 

Los círculos conservadores harían cambios sustantivos al documento sugerido por el Papa

 

Por Elisabetta Piqué  | LA NACION




 Francisco, ayer, al llegar a la sesión matinal del sínodo. Foto: AP


ROMA.- Las cartas están echadas. Si el lunes pasado causó clamor en todo el mundo que la Relatio post disceptationem -el borrador escrito luego de los debates de la primera semana del sínodo- escribiera por primera vez negro sobre blanco que "las personas homosexuales tienen dones y cualidades para ofrecer a la comunidad cristiana", todo indica que esta frase, considerada histórica por su apertura, será borrada de un plumazo de la Relatio synodi. Este documento final, de carácter consultivo, será votado mañana por los 191 padres sinodales.

Lo mismo sucederá con la frase que destacaba "la realidad positiva de los matrimonios civiles y de las convivencias".

La virtual marcha atrás quedó evidenciada ayer, cuando el Vaticano difundió las conclusiones de los "círculos menores", los diez grupos lingüísticos en los que se dividieron los padres sinodales para analizar el cuestionado documento de trabajo.

Presentado el lunes por el cardenal húngaro Peter Erdo, éste había provocado grandes repercusiones en todo el mundo por su apertura sin precedente a homosexuales y parejas de hecho, y revuelo e indignación entre obispos conservadores, que salieron a atacarlo.

Pero todo cambiará en el documento final, que será fruto de centenares de enmiendas presentadas por los diversos círculos menores. Si bien seguirá estando inspirado por un espíritu de acogida y acompañamiento de esas realidades difíciles que hacen a la familia de hoy, el documento final ya no tendrá esas expresiones de apertura que tanto llamaron la atención en el documento borrador, según se desprende de los informes de los círculos menores.

Al margen de reiterar su "no" rotundo a cualquier equiparación del matrimonio entre hombre y mujer con las uniones entre homosexuales, de hecho, los informes de los círculos menores -tres en inglés, tres en italiano, dos en francés y dos en español- coincidieron en subrayar que la acogida por parte de la Iglesia de esas personas no puede de ninguna forma parecer una aprobación de su orientación sexual y de su forma de vida.

"Acompañar pastoralmente a una persona no significa validar ni una forma de sexualidad ni una forma de vida", se lee en el informe del grupo A, de lengua francesa. "Hemos reiterado nuestro respeto a los homosexuales, que son bienvenidos y que denunciaron la discriminación injusta y a menudo violenta que por desgracia sufrieron y siguen sufriendo a veces, incluso en la Iglesia. Pero eso no quiere decir que la Iglesia debe legitimar las prácticas homosexuales y mucho menos reconocer, como lo hacen algunos Estados, el llamado «matrimonio» homosexual", escribió el grupo francés B.

"Evidenciamos desde el inicio la Relatio post disceptationem como un documento mejorable (...) Consideramos que faltaron en éste énfasis sobre temas importantes, como el aborto, los atentados contra la vida, el amplio fenómeno de la adopción, las decisiones en conciencia de los esposos, así como una mayor claridad sobre el tema de la homosexualidad", escribió el grupo español B. En él participaron dos padres sinodales argentinos, el arzobispo de Santa Fe, José María Arancedo, presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, y el arzobispo Víctor Manuel Fernández, rector de la Universidad Católica Argentina.

Confirmando que es aún un tema que divide a conservadores y reformistas, como otros grupos lingüísticos, el español B destacó la necesidad de que "pastores y expertos en teología y derecho" hagan llegar propuestas más claras sobre temas como la eventual admisión de los divorciados vueltos a casar a la comunión eucarística.

Por otra parte, en coincidencia con otros círculos menores, el informe de este grupo sugirió que el documento final subraye "las luces de la familia y la importancia del matrimonio".

Al margen de que hubo grupos que lamentaron que hubiera sido publicado el borrador, otros, como el italiano C, llamaron a reiterar "de manera explícita la doctrina del matrimonio, familia y sexualidad, sin titubeos a la hora de usar las categorías de «pecado» y «adulterio» y conversión respecto a las situaciones objetivamente en contraste con el evangelio de la familia".

Además, reclamaron exactitud en la terminología y no confusión a la hora de hablar, por ejemplo, del principio de gradualidad, que indica que gradualmente uno se acerca a los principios morales y de fe.

Según trascendió, la publicación de las conclusiones fue precedida por una fuerte discusión de los padres sinodales, que se rebelaron cuando el cardenal Lorenzo Baldisseri, secretario general del sínodo, propuso que éstas no fueran publicadas. Entonces hubo intervenciones de lo más encendidas de obispos, en presencia del Papa, que, como siempre, siguió el debate en silencio y escuchando atentamente todo.

LA FRATERNIDAD SAN PÍO X SE PRONUNCIA SOBRE LA BEATIFICACIÓN DE PABLO VI

 

 Publicado en DICI

Comunicado de la Casa General de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X respecto a la beatificación del Papa Pablo VI

17-10-2014  




Tras la clausura del Sínodo extraordinario sobre la familia, el Papa Francisco llevará a cabo el domingo el 19 de octubre de 2014 la beatificación del Papa Pablo VI. La Fraternidad Sacerdotal San Pío X quiere expresar sus más serias reservas sobre las beatificaciones y canonizaciones de los últimos Papas, cuyos abreviados procesos infringen la sabiduría de las reglas seculares de la Iglesia

Pablo VI es, por cierto, el Papa de la Encíclica Humanae Vitae[1], que aportó luz y reconfortó a las familias católicas cuando los principios fundamentales del matrimonio eran fuertemente atacados, igual que lo han sido — de manera escandalosa — por algunos miembros del Sínodo que está por acabar.

Pablo VI, empero, es también el Papa que condujo a término el Concilio Vaticano II, introduciendo en la Iglesia un liberalismo doctrinal expresado a través de errores como la libertad religiosa, la colegialidad y el ecumenismo. De aquí se siguió una gran trastorno, que él mismo reconoció el 7 de diciembre de 1968: “La Iglesia se encuentra en un momento de inquietud, de autocrítica, incluso se diría que de autodestrucción. Es como si la Iglesia se dañara a sí misma”. Al año siguiente reconocía: “En muchos aspectos, el Concilio no nos ha dado hasta ahora tranquilidad, más bien ha suscitado trastornos y problemas nada útiles para reafirmar el Reino de Dios en la Iglesia y en las almas”. Llegó a esta expresión de alarma el 29 de junio de 1972: “El humo de Satanás ha entrado por alguna grieta en el templo de Dios: la duda, la incertidumbre, la problemática, la inquietud, la insatisfacción, el enfrentamiento están a la orden del día…”. No hizo más que una comprobación, sin tomar las medidas necesarias para detener esta autodestrución.

Pablo VI es el Papa que, con una finalidad ecumenista, impuso la reforma litúrgica de la Misa y de todos los ritos de los sacramentos. Los cardenales Ottaviani y Bacci denunciaron esta nueva misa por alejarse “de forma impresionante, en el conjunto como en el detalle, de la teología católica de la Santa Misa, tal como fue formulada en la XXIIª sesión del Concilio de Trento” [2]. Sobre estos pasos, Monseñor Lefebvre declaró que la nueva misa está “impregnada de espíritu protestante”, vehiculizando en sí misma “un veneno perjudicial para la fe”[3].

Durante su pontificado numerosos sacerdotes fueron perseguidos, e incluso condenados, por su fidelidad a la misa tridentina. La Fraternidad Sacerdotal San Pío X recuerda con dolor la condena infligida en 1976 a Monseñor Lefebvre, declarándolo suspendido a divinis por su apego a esta misa y por su categórico rechazo de las reformas. Solamente en 2007, por un Motu Proprio de Benedicto XVI, se reconoció el hecho de que la Misa tridentina nunca había sido abrogada.

Siguiendo los pasos de su fundador, la Fraternidad Sacerdotal San Pío X renueva su adhesión a la Tradición bimilenaria de la Iglesia, persuadida de que esta fidelidad, lejos de ser una crispación pasajera, aporta el remedio saludable a la autodestrucción de la Iglesia.

Menzingen, 17 de octubre de 2014


[1] 25 de julio de 1968.
[2] En Breve examen crítico de la nueva misa, carta-prólogo de los cardenales Ottaviani et Bacci, 3 setiembre de 1969, § 1.
[3] Carta abierta a los católicos perplejos, Albin Michel, 1985, pág. 43



FELIZMENTE, ALGUIEN ESTÁ DISPUESTO A DECIR LA VERDAD

CUANDO LA PRENSA COMPLACIENTE CALLA, PUEDE HABER UN PERIODISTA QUE NO ESTÉ DISPUESTO AL SILENCIO.

Y ASÍ LA LOGIA CONCILIAR QUEDA AL DESNUDO, AUNQUE ALGÚN CRETINO SONRÍA PARA LA FOTO.

 


Publicado en INFOVATICANA

Un periodista deja a Kasper en evidencia

KasperEl 

El Cardenal negó haber dicho unas palabras y un periodista ha publicado en su blog la grabación de Kasper pronunciándolas.


“África es totalmente diferente de occidente. También los países asiáticos y musulmanes, que son muy diferentes, sobre todo acerca de los gays. No se puede hablar de esto con los africanos y los países musulmanes. No es posible. Es un tema tabú. Para nosotros, que decimos que no debemos discriminar, no queremos discriminar en ciertos aspectos.


¿Pero los participantes africanos fueron escuchados en este sentido?
– Cardenal Walter Kasper: No, la mayoría de ellos [que sostienen estos puntos de vista no hablará acerca de ellos].



¿No son escuchados?


– Cardenal Walter Kasper: En África, por supuesto, [sus opiniones son escuchadas], donde es un tabú.”



Este extracto de la entrevista publicada por Zenit ayer y de la que Infovaticana se hizo eco, fue desmentido ayer por Walter Kasper:

“Estoy horrorizado, nunca he hablado así acerca de los africanos y no lo haría nunca. Constato que en estos días y semanas no se me ha presentado nadie de Zenit y nunca nadie me ha pedido una entrevista. Nadie de Zenit ha obtenido de mí una entrevista

Zenit retiró inmediatamente la entrevista de su web, pero el periodista Edward Pentin publicó en su blog personal la grabación y la transcripción de la cinta, con el siguiente comunicado.


“Su eminencia el cardenal Walter Kasper habló conmigo y otros dos periodistas, uno británico, el otro francés, hacia las 19:15 del jueves cuando abandonó la sala del Sínodo.


Transcribí la grabación de nuestra conversación, y mi iPhone en donde registré el intercambio era visible. Me presenté como periodista del [National Catholic] Register, y los otros también se presentaron como periodistas. Por consiguiente me figuré que la entrevista era on the record y su eminencia parecía contento de hablar con nosotros. Al final, publiqué la entrevista completa en ZENIT y no en el Register. ZENIT eliminó el artículo el jueves como respuesta a la negación del cardenal Kasper.


Su eminencia no hizo ningún comentario de que no quisiera que se publicaran sus declaraciones. Depende del contexto, pero normalmente en tal situación, los comentarios se consideran publicables (“on the record”) a menos que se indique lo contrario.


La grabación se puede descargar abajo. Un par de preguntas procedieron de los otros dos periodistas y las incluí como parte de la entrevista. Se mejoró algo de la calidad del inglés para la publicación.”

HAY QUIENES YA DESPIERTAN

AÑOS BUSCANDO HORMIGAS, NEGRAS Y ESCARLATAS, AHORA ESTÁ ENCONTRANDO EL HORMIGUERO.

CELEBRAMOS QUE DON PACOPEPE SE EXPRESE COMO LO HACE, PORQUE LAS HORMIGAS YA SE VEN MUY GRANDES, Y HASTA PUEDE QUE NO SE TRATE DE HORMIGAS SINO DE TERMES, VESTIDOS DE BLANCO, QUE ESTÁN CARCOMIENDO LA CASA POR SU BASE.



Publicado en LA GACETA

Francisco José Fernández de la Cigoña

El lío es ya estratosférico






Un amigo romano me acaba de enviar el siguiente correo:
"Solo dos palabra de cierte esperanza. Hoy ha sido una verdadera revolucion. Todos los grupos de trabajo en contra del documento oficial. Baldisseri ha dicho que no publicaria estas aportaciones. Gran griterio en Aula con el Papa presente, manipulacion, falta de objetividad....
El Papa ha ordenado en publico que se publiquen las aportaciones. Esto termina con el documento oficial........"

 Baldisseri y Erdö se han cubierto de... De lo que son. Un par de éso.
Y ¿Santo Padre: era necesario o conveniente llegar a esto?  Porque este lío monumental lo ha propiciado Su Santidad. Ignoro con qué propósito. Tal vez con el de que se afirmara la doctrina de la Iglesia. No lo sé. Pero, por favor, tenga misericordina con el Pueblo de Dios. No se merece estos sobresaltos.

Y Bruno Forte a ese sitio. Es wel indicado para él. De Kasper basta con olvidarse. Y que Dios quiera olvidar, cuando comparezca ante Él, la que ha liado. Además le ha salido el gen nazi. Porque para racismo el suyo. Benditos africanos y maldito él.